COFRADÍA NTRA. SRA. DE LOS DOLORES

En la cuaresma de 1976, el grupo de monaguillos que ayudaba a montar el monumento al entonces sacristán de la Parroquia de San Pedro, Cándido Martínez, encontraba en los trasteros de la Parroquia las vestas de la desparecida Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores. De ese “descubrimiento”, surgiría entre bromas el desafío de fundar la Cofradía.

Este grupo de niños, junto con amigos del colegio, haría posible que en esa Semana Santa, la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, que se venera en la Parroquia, volviese a procesionar por nuestras calles.

En 1978 Cándido Martinez encargaba una nueva talla de la “Dolorosa” al imaginero alicantino Juan Martínez Mataix, y presentaba las nuevas vestas y el nuevo trono.

En 1982, la imagen procesionaba por vez primera bajo palio, cedido por la Parroquia de San Pedro. También por vez primera abría su cortejo un Cristo Crucificado donado por Ana Pérez Gras, Cristo que procesionaria hasta el año 1985, cuando sería sustituido por el trono guía que actualmente procesiona, que porta un gran corazón con siete puñales.

En el año 1991, la cofradía presentaba el nuevo manto bordado en hilo de oro por Ciriaco Ruíz Portillo de Valencia, junto con el nuevo traje y fajín, regalo del bordador. Ese mismo año, Dolores Cremades Quesada y Cándido Martínez Cremandes regalaban a la cofradía la aureola y el corazón de plata que luce la imagen en la procesión.

En el año 1995, estrenaban los nuevos varales para el palio, los nuevos báculos de los cofrades, realizados por Orfebrería Religiosa Vicente David, de Valencia, y el nuevo estandarte, bordado por Ciriaco Ruíz.

El año 2000, año de su veinticinco aniversario, presentaba la cofradía un nuevo trono y candelería de orfebrería plateada, realizadas por Orfebrería Sevillana de Sevilla, y un nuevo palio para doce varales, realizado por Ciriaco Ruiz de Valencia. También en dicho año, recibirían de su Santidad Juan Pablo II la bendición Apostólica, con motivo de su aniversario.

En el año 2006, la Cofradía presentaba una nueva imagen de la Virgen de los Dolores, en la procesión de La Pasión de Cristo del Miercoles Santo. La imagen fue bendecida en la Parroquia de San Pedro Apostol el 7 de abril, siendo los padrinos Cándido Martínez Cremades y Dolores Cremades, propietarios de la nueva imagen. Este mismo año también presentaría una corona de estilo imperial, realizada por Angulo de Luceno, orfebre de Córdoba.

El 28 de septiembre de 1999, verían aprobados sus estatutos por el Excmo. Sr. Obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante, D. Victorio Oliver Domingo, con el consiguiente reconocimiento por la Iglesia, como una Asociación Pública de Fieles.

Procesiona la Cofradía en la Solemne Procesión de la Pasión de Cristo (Miercoles Santo). Y en la Solemne Procesión del Santo Entierro (Viernes Santo).

Su hábito procesional está formado por túnica y guantes blancos, capirote, capa, zapatillas, botonadura y cíngulo azul.


IMAGEN DE NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

La imagen

La imagen, de vestir, fue tallada en madera de pino ruso y policromada al óleo fino por Ramón Cuenca Santo en la ciudad de Cox en 2006. Mide 1´68 m. La Virgen presenta hermosas y juveniles facciones, símbolos de la pureza de Nuestra Señora. De porte decidido, su rostro fija su mirada al frente, con los ojos aguados por el llanto dejando caer unas lágrimas que resbalan por sus mejillas. La boca entreabierta, deja exhalar el llanto hondo de la amargura. Las manos finamente labradas, se abren paso entre la multitud buscando a su hijo que lo llevan a clavar en la cruz.Viste la imagen túnica de raso blanco bordada en hilo de oro y fajín bordado con el corazón y los siete puñales, toca de tul del mismo color y manto azul profusamente bordado en Valencia, en los talleres de Ciríaco Ruiz (1995).

Escena que representa

Imagen de carácter devocional, no narrativo, sigue el modelo iconográfico de la Virgen de los Siete Dolores. Estos, se asocian a los dolores que María sufrió al lado de su hijo, tres relativos a la infancia; Profecía de Simeón, Huida a Egipto, y Perdida de Jesús en el Templo, y cuatro a la Pasión de Cristo; Cristo con la Cruz a cuestas, La Crucifixión, El Descendimiento de la Cruz y El Entierro.

El trono

Trono de orfebrería bañado en plata. Presenta en sus cuatro laterales medallas con relieves de los símbolos de la Virgen María, enmarcados en diferentes motivos ornamentales de elaborado diseño, formando un gran encaje metálico calado y cincelado. Coronan los laterales la cornisa igualmente plateada y cincelada. Destaca en el frontal la capilla que guarda la reproducción de la Patrona de Novelda: Santa María Magdalena.

Se ilumina el trono en la parte frontal con 44 candelabros de metal labrado y plateado de distinto tamaño, colocados en filas paralelas y de menor a mayor, quedando un espacio central para facilitar la visión de la Virgen.

Remata la plataforma doce varales de latón plateado, para el palio, distribuidos a ambos lados de seis en seis, sujetos al trono mediante 12 peanas plateadas del mismo metal.

El palio, que cubre completamente la superficie del paso, esta realizado con terciopelo azul oscuro, luciendo diferentes motivos florales ricamente bordados con hilo de oro, al igual que el centro, en el que se muestran la “m” y la “a” de María, de las que parten diferentes líneas que semejan rayos de luz.

Las bambalinas, del mismo tejido que el cielo y profusamente bordadas, van rematadas en flecos dorados y adornadas con cordones y borlas. En la bambalina frontal, lleva bordado el escudo de la cofradía. Autor del trono: Orfebrería Sevillana. 2000 Autor del palio: Ciriaco Ruíz. Valencia. 2000 Autor de los varales y peanas: Orfebrería Vicente David. Valencia. 1995