COFRADÍA DEL DESCENDIMIENTO

Nace la Cofradía del Descendimiento a finales de los años 50, en el contexto del nuevo resurgir de la Semana Santa de Novelda que promovería el cura párroco de entonces, D. Federico Sala Seva, y la situación socioeconómica de nuestra ciudad.

Concretamente, data su fundación del año 1956, año en el que un grupo de amigos denominados “los chaveas”, decidieran fundar una cofradía que representase una escena de la Pasión de Cristo que no hubiese habido antes en nuestra Semana Santa. Para ello comenzaron a visitar diferentes ciudades en Semana Santa, siendo en Cartagena donde encontraron una cofradía a la que les gustaría pertenecer.

Con el ejemplo de Cartagena, y la escena del Descendimiento de un cuadro de Rubens, visitaron a los reputados escultores alicantinos Fulgencio y Rafael Blanco, para encargarles las imágenes. Tras la visita, los Blanco les presentarían una maqueta con cinco figuras, Cristo, su madre María, María Magdalena, San Juan y José de Arimatea. Pero ante la imposibilidad de los escultores de finalizar todo el conjunto para el año 1956, se comprometieron a entregar el Cristo, San Juan, y José de Arimatea para dicho año, y las Marías para el siguiente.

Pero en 1957, al sobrepasar las imágenes que faltaban el presupuesto inicial, se establecieron nuevas negociaciones económicas, solucionándose el tema tallando las dos Marías en una única pieza.

Estas procesionaron con el resto de imágenes durante los años 1957 y 1958, pero a partir de ese año, y al no ser lo que en un principio planearon los fundadores, decidieron retirarlas del trono.

En la década de los años 80, el relevo generacional en la directiva volvió a incluirlas en el conjunto escultórico, pero al no ser de su agrado, prepararían otro trono para dichas imágenes, con la intención de procesionarlas acompañando al Descendimiento.

El Domingo de Ramos de 1956, fueron bendecidas las tres primeras imágenes que se esculpieron en la parroquia de San Pedro, por Don Vicente Gómez (Padre Reparador), bajo el apadrinamiento del presidente de la Cofradía; Joaquín Payá, y Amalia Chico de Guzmán.

La primera procesión en la que participaron fue en el Jueves Santo por la mañana de 1956, con 75 penitentes. Al año siguiente organizaron otra procesión el Miércoles Santo, a las 20,30 horas, con el siguiente recorrido: San Felipe, Jorge Juan, Maestro Segura, San Alfonso, Glorieta, San Fernando, José Antonio, Plaza de la Victoria, Calvo Sotelo, Gral. Mola, Padre Manjón, Méndez Nuñez, Mayor, Plaza de España y Jorge Juan.

Relación de socios fundadores: Joquín Payá Segura, Electo Belló Callorla, Juan Belló Navarro, Joaquín Pellín Segura, José María Navarro Salazar, José Riblles Martínez, Francisco Seller Merí, Ricardo Gil Caridad, Francisco Penalva Capel, Clemente Soler Belló, Joquín Pastor Granero, Antonio Cremades Seller, Wigfredo Rizo Cantó, Rafael Núñez Navarro José María Pérez Pina, Pedro Cortés Vicedo, Joaquín Segura Sala, Pascual Moreno .

Desde 1990 poseen banda de tambores y cornetas propia, formada por mas de cuarenta componentes.

En el 2006, año del Cincuenta Aniversario de su fundación, organizaron un traslado extraordinario el Sábado de Dolores, con el siguiente recorrido: Santa Inés, Glorieta, San Alfonso, Maestro Segura, Jorge Juan, Pelayo, Emilio Castelar, Juan de Austria y Glorieta.

Bajo el arco de entrada del Colegio Padre Dehon, se producía el encuentro entre las imágenes de las “Marías” y el Grupo del Descendimiento, arropados por los cánticos de la Coral “Xivarri”. Para este año del aniversario también estrenaban nuevos báculos, realizados por los propios cofrades, siendo también en el año 2006, portada de la Revista de Semana Santa e imagen del cartel anunciador de nuestra Semana Santa.

Visten sus cofrades túnica y capirote blanco con el blasón bordado, capa color sangre, cíngulo, guantes y zapatillas rojas.

Procesionan el Lunes Santo, el Miércoles Santo, y el Viernes Santo en la Solemne Procesión del Santo Entierro.

Poseen estatutos propios aprobados por el Obispado de la Diócesis de Orihuela-Alicante el 24 de mayo de 2001.


GRUPO ESCULTÓRICO DEL DESCENDIMIENTO

La Imagen

El conjunto escultórico formado por Jesús, San Juan y José de Arimatea, en el momento en que descienden a Jesús de la Cruz, fue tallado y policromado por los escultores alicantinos Rafael y Fulgencio Blanco, durante los años 1955 y 1956.

Este paso, trabajo fundamental dentro de la obra de los Hermanos Blanco, destaca básicamente por el estudio anatómico del Cristo, donde sobresale el virtuosismo técnico de la talla que consigue los efectos plásticos de blandura y pesadez de un cuerpo muerto; siendo una obra de fuerte realismo y perfección en la talla.

Como en la gran mayoría de obras de estos escultores, el descendimiento parte de modelos iconográficos castellanos dentro de la más pura tradición de la imaginería barroca de la escuela castellana del siglo XVII, pero huyendo del exceso de sangre, de modo más acorde con el gusto actual.

La escena

Dice San Juan que como el sábado que se avecinaba era un sábado muy solemne, las autoridades judías rogaron a Pilato que se rompiesen las piernas de los ajusticiados y los retirasen de la cruz para que los cadáveres no contaminaran la tierra. Pilato se lo concedió, y así, fueron los soldados y rompieron las piernas de los dos ladrones que habían sido crucificados junto a Jesús. Pero al llegar a Él, como le vieron muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con su lanza, saliendo al instante sangre y agua.

Mientras esto ocurría, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, aunque en secreto por temor a los judíos, fue a ver a Pilato y le pidió autorización para retirar el cuerpo de Jesús y sepultarlo. Pilato se lo concedió y, en unión de la Virgen María, de San Juan, de Santa María Magdalena, y de las mujeres que habían permanecido en el calvario, des- colgaron con sumo cuidado y reverencia el cuerpo del Señor. Pronto se les incorporó Nicodemo. Entre todos, trasladaron el cuerpo de Cristo hasta un huerto cercano donde había un sepulcro del todo nuevo propiedad de José de Arimatea y en él depositaron el cuerpo de Jesús. Mt 27, 57-61; Mc 15, 42-47; Lc 23, 50-56; Jn 19, 38-42

El trono

Trono de un cuerpo, realizado en madera de pino. Cada lateral se presenta adornado con cenefas, en el centro de las cuales hay una estación del Vía Crucis tallada en madera, pertenecientes al trono original de 1956.

Autor: Miembros Cofradía (Novelda). Fecha de realización: 1996

GRUPO ESCULTÓRICO DE LAS MARÍAS

Las imagenes

Representa este grupo escultórico a Santa María Magdalena -de pie- y a la Virgen María arrodillada- al pie de la Cruz, viendo como San Juan y José de Arimatea descienden a Jesús de la Cruz.

Fueron talladas y policromadas por los Hermanos Blanco en Alicante durante los años 1956/1957.

Cuenta la historia de la Cofradía, que los Hermanos Blanco presentaron en 1955 una maqueta del paso del Descendimiento en las que figuraban Cristo, su Madre, María Magdalena, San Juan y José de Arimatea. Pero llegada la fecha de entrega, 1956, y la imposibilidad de terminar las cinco imágenes, se aplazó la fecha de entrega de las Marías para el año 1957. Llegado este año, y al sobrepasar las imágenes que faltaban el presupuesto establecido, se llegó al acuerdo de tallar las dos Marías en una sola pieza, pero el resultado, al no ser el previsto desde un principio, no fue del agrado de la Cofradía, que tras procesionar el primer año con el Descendimiento decidió retirarlas, hasta que muchos años más tarde, se tomara la decisión de que volvieran a procesionar en un trono independiente como lo hacen en la actualidad.

La escena

El sábado estaba a punto de comenzar. Había que actuar deprisa. José de Arimatea “Compró una sábana”. Bajó a Jesús de la cruz “lo envolvió en la sábana y lo depositó en un monumento que estaba cavado en la peña”. Estaban allí María Magdalena y la otra María sentadas y “vieron el Monumento y cómo fue depositado”. Después, antes de que se iniciara el sábado legal, con la aparición de las primeras estrellas, todo el mundo se fue: los hombres, a sus asuntos; las mujeres a preparar “aromas y mirra”.

El trono

Trono de base cuadrada, con los laterales forrados de tapiz rojo, enmarcados en molduras doradas

Autor: Miembros Cofradía Fecha de realización: 1991